bowie01

Bowie, el gran duque blanco

Un día como hoy, 8 de Enero, pero de 1947 nacía en Brixton (Inglaterra) el músico, compositor, productor y actor David Robert Jones, más conocido como David Bowie.

Su trabajaba como acomodadora de cine, mientras que su padre, era un dirigente de publicidad de la ONG Barnardo’s. Tuvo su residencia en el 40 de Stansfield Road, situado cerca de los barrios del sur, en el “conurbano londinense”. Según Bowie, mucha de la mixtura musical y racial que había en donde vivía lo formaron y ayudaron como artista.

En 1953, la familia se mudó a otro barrio cercano, Bromley, donde dos años después Bowie inició clases en el Burnt Ash Junior School. Consideraron su voz «adecuada» para el coro de la escuela y su manera de tocar la flauta se consideró por encima de lo normal en cuanto a habilidades musicales.11 A los nueve años de edad, su forma de bailar resultaba increíblemente imaginativa: los profesores dijeron de sus interpretaciones que eran «vistosamente artísticas» y que su porte era «sorprendente» para un niño de su edad. Ese mismo año, su interés en la música se vio reforzado cuando su padre trajo a casa una colección de discos de vinilo de 45 RPM de artistas como Frankie Lymon and the Teenagers, The Platters, Fats Domino, Elvis Presley y Little Richard. Sobre el momento en que escuchó la canción «Tutti Frutti», Bowie dijo después que «había escuchado a Dios». El impacto que Presley produjo en el niño fue grande: «Vi a una de mis primas bailar al ritmo de […] “Hound Dog” y nunca la había visto levantarse y moverse tanto por nada. Realmente me impresionó el poder de la música. Justo después de eso comencé a adquirir discos».13 Para finales del siguiente año había comenzado a tocar el ukelele y el bajo tea-chest (fabricado con una sola cuerda y una de las cajas utilizadas para transportar té) y comenzó a participar en sesiones de skiffle con algunos amigos y, además, a tocar el piano; mientras tanto, sus actuaciones imitando a Presley y Chuck Berry, que hacía como tributo a los artistas, para su grupo de boy scouts fueron descritas como «fascinantes […] como de otro planeta». Al suspender el examen final de primaria en el colegio Burnt Ash Junior, Bowie se cambió al Ravens Wood School.

Bowie estudió arte, música y diseño, como así también trazado y composición tipográfica. Después de que Terry Burns, su hermanastro, le introdujese en el mundo del jazz moderno, su entusiasmo por artistas como Charles Mingus y John Coltrane llevaron a su madre a regalarle un saxofón alto de plástico en 1961; poco después comenzó a recibir clases de un músico local. En 1962 tuvo un incidente en el colegio cuando su amigo George Underwood, que tenía puesto un anillo en el dedo, le propinó un puñetazo en el ojo izquierdo durante una pelea por una chica. Los médicos temieron que fuese a perder la vista en ese ojo, por lo que tuvo que ausentarse del colegio mientras le hacían una serie de operaciones durante una hospitalización de cuatro meses. El daño no se pudo enmendar del todo, dejándole con una percepción de la profundidad defectuosa y una pupila dilatada permanente (por lo que parece que tiene ojos de distinto color, aunque los dos iris tienen el mismo tono). A pesar de sus rencillas, Underwood y Bowie siguieron siendo buenos amigos, e incluso Underwood llegó a diseñar las portadas de los primeros discos de Bowie.

Cuando pasó de su saxo de plástico a un instrumento real en 1962, Bowie formó su primera banda a los quince años. Kon-rads, con una formación que variaba desde cuatro hasta ocho miembros, entre ellos Underwood, tocaba rock and roll basado en la guitarra, en reuniones de jóvenes y bodas. Cuando Bowie abandonó la escuela al año siguiente, le comentó a sus padres su intención de convertirse en una estrella del pop. Sin embargo, su madre le consiguió rápidamente un empleo como ayudante de electricista. Frustrado por las pocas aspiraciones de sus colegas de la banda, Bowie dejó Kon-rads para formar una nueva banda: King Bees. Escribió una carta al nuevo empresario de éxito John Bloom para pedirle: «Haz por nosotros lo mismo que ha hecho Brian Epstein para The Beatles, y de paso haz un millón más». Bloom no respondió a la oferta, pero lo derivó al socio de Dick James, Leslie Conn, quien de esta manera se convirtió en el primer mánager de Bowie.

La fascinación de Bowie por lo bizarro se acrecentó cuando conoció al bailarín Lindsay Kemp: «Vivía de emociones, fue una maravillosa influencia. Su vida diaria fue lo más teatral que he visto jamás. Era todo lo que yo podía imaginar que significaba ser bohemio. Me uní al circo». Kemp, por su parte, recuerda: «No le enseñé realmente a ser un artista del mimo, sino a exteriorizarse más a si mismo, […] Yo le permití liberar su ángel y demonio interiores». Estudiando arte dramático con Kemp, desde teatro avant-garde y mímica hasta comedia del arte, Bowie se sumergió en la creación de personajes que poder mostrarle al mundo. Satirizando la vida en una prisión británica, Bowie compuso «Over the Wall We Go», canción que se convirtió en un sencillo de 1967 interpretado por Oscar; al año siguiente, otra composición de Bowie, «Silly Boy Blue», fue lanzada por Billy Fury. Después de que Kemp asignase a Bowie con Hermione Farthingale para un minué poético, la pareja comenzó a salir; poco después se mudaron juntos a un apartamento de Londres. Formaron una banda juntos, donde ella tocaba la guitarra acústica y John Hutchinson, el bajo; entre septiembre de 1968 y comienzos de 1969, cuando Bowie y Farthingale rompieron, el trío hizo unos pocos conciertos en los que combinaban folk, merseybeat, poesía y mímica.

Con la edición de su segundo disco, “Space oddity” en 1969, comienza el ascenso al estrellato y el nacimiento de la leyenda que es hoy. Tiene en total 24 discos de estudio hasta la fecha y ha participado en 29 producciones audiovisuales entre películas y series.

 

MAS VISTOS